Perspectivas del Desarrollo Perspectivas del Desarrollo
302
Año 6/No 1/ Octubre, 2021
ISSN: 2414-8903 Línea
TEORÍA Y PRÁCTICA DEL
aaaaaaaaaDESARROLLO SOSTENIBLE.
PhD. PEDRO MORAZÁN
pedro.morazan@gmx.de
Instituto SÜDWIND, Alemania
ORCID: 0000-0002-3390-1687
DOI: 10.5377/rpdd.v6i1.12452
Recibido: agosto, 2021 Aceptado: septiembre, 2021
1.Surgimiento del concepto “desarrollo”
E
l concepto “desarrollo” surge recién en la época de la postguerra y estuvo
estrechamente vinculado a la teoría de la modernización. El marco histórico
lo constituye el surgimiento de los estados nacionales como consecuencia de las
luchas anticoloniales especialmente en África, Asia y el Caribe latinoamericano.
Especial mención merece la obra de Walt Rostow, economista norteaméricano que
en su momento era asesor económico del Presidente John-son. Sus ideas sobre el
libre comercio y la modernización fueron muy difundidas en los años 60. El modelo
de etapas de crecimiento económico de Walt Whitman Rostow describe cómo las
sociedades se convierten en economías modernas e industriales a lo largo de cinco
etapas distintas: 1. Sociedad tradicional; 2. Sociedad transicional; 3. Despegue; 4.
Camino a la madurez tecnológica y 5. Alto consumo masivo. La etapa de “despegue”,
que es el tercer paso, describe el momento en que las sociedades avanzan hacia la plena
industrialización de ciertas maneras especícas, como las innovaciones tecnológicas,
la urbanización, la producción de bienes secundarios como los textiles y el intenso
crecimiento en sectores especícos. Se trata en suma de un modelo dualista (tradición
– modernidad) que se carac-teriza por una visión reduccionista y de hecho ahistórica
del proceso de desarrollo.
1 Rostow, W. W. (1960). The Stages of Economic Growth: A Non-Communist Manifesto. Cambridge University
Press
Perspectivas del Desarrollo Perspectivas del Desarrollo
303
Año 6/No 1/ Octubre, 2021
ISSN: 2414-8903 Línea
La teoría de los estadios de Rostow recibió reacciones inmediatas y fuertes
críticas en Amé-rica Latina. Las más relevantes, son las contribuciones del economista
argentino Raúl Pre-bisch, quien elabora los lineamientos de la “teoría estructuralista
del desarrollo económico” y el modelo “centro-periferia” que sería más tarde el
fundamento para la llamada “teoria de la dependencia”
2
. La formulación de la teoría
centro-periferia de Prebisch constituye un avance teórico en el modo de entender las
relaciones de producción e intercambio a nivel inter-nacional. En su denición de
subdesarrollo es evidente la preocupación keynesiana por el empleo y la existencia
de sectores marginales de la fuerza de trabajo en la periferia. Para él, la causa de los
problemas del desarrollo en la periferia la constituía “la tendencia secular al deterioro
de los términos de intercambio” entre los países del centro y los países de la peri-feria.
Esa era, a su criterio, la causa de la ausencia del “despegue” rostowiano. Su propuesta
consistía en una estrategia de integración económica y sustitución de importaciones.
Honduras, como el resto de América Latina, vivió desde inicios de los años
60 del siglo pa-sado una época de prosperidad sin precedentes basada en la estrategia
de sustitución de importaciones. Dicha estrategia tenía como sustento teórico el
estructuralismo neokeynesia-no de Prebisch. La idea de la integración económica
centroamericana era la respuesta más adecuada en dicho modelo. El Mercado Común
Centroamericano recogía la herencia liberal del siglo XIX, desaprovechada por las
oligarquías conservadoras en la época postcolonial, integrándola en una estrategia de
industrialización endógena y una división regional del tra-bajo.
La crisis de la deuda externa con la declaración de moratoria de México fue un
golpe de muerte a los intentos industrializadores del modelo cepalino. El surgimiento
del llamado “Consenso de Washington” dió al traste con todas las ideas de un
modelo alternativo de de-sarrollo económico latinoamericano basado en un proceso
endógeno de industrialización. A nales de la década de 1970, cuando las políticas
keynesianas comenzaron a desmoronarse y las crisis económicas golpearon a ambos
lados del Atlántico, las ideas neoliberales co-menzaron a entrar en el continente,
como el salvavidas económico. El resultado fueron pro-fundos programas de ajuste
estructural en base al decálogo del “Consenso de Wahington” que exigía entre otras
cosas minimizar el gasto público, los impuestos y las subvenciones, acoger y facilitar
la inversión extranjera y local, favorecer a la empresa privada, desregular los precios y
los despidos, y asegurar los derechos de propiedad privada, intelectual y de empresa.
2 Prebisch, R. (1963). Hacia una dinámica del desarrollo latinoamericano, México, FCE; Prebisch, R. (1981)
Capitalismo periférico, México, FCE.
TEORÍA Y PRÁCTICA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE.
Perspectivas del Desarrollo Perspectivas del Desarrollo
304
Año 6/No 1/ Octubre, 2021
ISSN: 2414-8903 Línea
Al mismo tiempo prescribía liberalizar las importaciones y exportaciones, y orientar la
moneda nacional hacia la competitividad internacional y la exportación no tradicional
. La llamada “década perdida” de los años 80 se manifestó en una contracción de la
actividad económica sin precedentes para América Latina, de la cual Honduras fue uno
de los más afectados . Bajo la perspectiva neoliberal del “Consenso de Washington”
los modelos económicos se fueron alejando del cuidado de las personas y del planeta.
La idea era simple: concentrarse en el crecimiento económico linear, explotando al
máximo los recursos naturales y humanos existentes. “Present pain is future hope”,
era la divisa hasta bien entrado el presente siglo.
En Honduras las reformas de ajuste estructural impuestas por el FMI y el
Banco Mundial se dan bajo el trasfondo de una guerra de baja intensidad contra
los movimientos guerrilleros de la región. Con la promesa “una futura esperanza
después del dolor de las reformas” se inició un proceso de modernización de la
agricultura y liberalización del comercio exterior y del mercado de trabajo con
enormes consecuencias sociales para la mayoría de la población (Hernández 1987).
El Mercado Común Centroamericano fue sustituido por el llamado Tratado de Libre
Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-
RD). Los niveles de desigualdad crecieron aceleradamente sin lograr reducir sus-
tancialmente la pobreza y estimular un crecimiento sostenido, que era el objetivo de
los pro-gramas impulsados por las instituciones nancieras internacionales (Morazán
2006).
Como bien se sabe, el modelo neoliberal del Consenso de Washington fracasó
tanto a nivel económico (salvo pocas excepciones), como a nivel social y sobre
todo a nivel ecológico. Después de tres décadas en que se aplicaron las reformas
macroeconómicas se logró redu-cir la inación y estimular las exportaciones, pero
se fracasó en el objetivo central de esti-mular la inversión interna y promover un
crecimiento económico robusto y sostenido. Sin embargo, esto no implica que el
paradigma neoliberal haya desaparecido del mapa de las teorías del desarrollo.
Ya en los años noventa surge el concepto de “desarrollo humano” como
herencia de la pro-puesta de Amartya Sen Para Sen
3
“El desarrollo es un proceso
de expansión de las capaci-dades de que disfrutan los individuos” (Sen:1999b). El
concepto de capacidad en Sen es, sin embargo aristotélico ya que incluye aspectos
transcendentales como “potencialidad” o “ca-pacidad para existir y actuar”. Esto
es así, porque su objetivo es denir el “desarrollo como libertad” (“devlopment as
freedom”).
3 SEN, Amartya (1999b) Desarrollo y Libertad. Editorial Planeta.
Pedro Morazán
Perspectivas del Desarrollo Perspectivas del Desarrollo
305
Año 6/No 1/ Octubre, 2021
ISSN: 2414-8903 Línea
El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) adopta la
visión de Sen al denir el desarrollo humano como “la creación de un entorno en
el que las personas puedan desarrollar su máximo potencial y llevar adelante una
vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses.” En 1990
el economista paquistani Mahbub ul Haq introduce por primera vez el Índice de
Desarrollo Humano en el marco del PNUD
4
. Desde entonces los Informes sobre
Desarrollo Humano (IDH) se han publicado casi todos los años y han explorado
diferentes temas a través del enfoque del desarrollo humano. Han tenido una gran
inuencia en el debate sobre el desarrollo en todo el mundo. Las personas son la
verdadera riqueza de las naciones. “desarrollo sustentable” ha llegado ya a la esfera
de la política internacional y con ello a un proceso de vinculación con la práctica. Esto
supone retos metodológicos tanto para las ciencias sociales como para las ciencias
económicas y políticas especialmente. La denición de desarrollo sustentable
(sostenible) ofrece de esta forma tanto retos como oportunidades.
2.Aspectos metodológicos de la práctica del desarrollo
El concepto desarrollo sostenible, por su parte aparece por primera en 1987
con la publica-ción del Informe Brundtland.
5
En dicho informe se ponían en el centro
del debate las conse-cuencias medioambientales negativas del desarrollo económico
y la globalización propo-niendo posibles soluciones para poder superar los problemas
creados por la industrialización capitalista desde y el crecimiento de la población. Por
primera vez se propone una denición del concepto sostenibilidad. Para la Comisión
Brundtland, “El desarrollo sostenible es el desarro